Saltar al contenido

Descubre todos los secretos que esconde el Mundo de los Helados

Ese delicioso manjar que llevabas todo el año esperando para poder disfrutar. Podías haberte comprado un polo, o incluso podías haberte hecho un helado casero con un molde para hacer helados. Pero no es lo mismo… El calor del sol mientras te lo tomas es lo que lo hace especial.

¿Qué es un helado y con qué se hace?

Esta es la cuestión principal que hay que resolver antes de empezar a hablar sobre los helados.

¿Qué es el helado?

El helado, o también llamado crema helada, es un alimento congelado que en su simplicidad de ser un simple dulce congelado, disfruta de una gran variedad de tipos diferentes como el gelato, el polo, el helado soft, el granizado, etc.

Helados en heladería

¿De qué está hecho el helado?

Antiguamente todos los helados se hacían a partir de productos lácteos como leche o crema, pero según han ido pasando los años, estos productos se han ido sustituyendo por otros como frutas o bebidas dulces, aunque el uso de lácteos sigue siendo habitual en muchos de los helados de hoy en día. Para conseguir que el helado sea un alimento tan dulce, lo más habitual es utilizar azúcar, miel o incluso saborizantes y edulcorantes artificiales que le dan ese sabor tan característico.

Habitualmente los helados están hechos con frutas, leche, chocolate, galletas, barquillos, yemas de huevo, azúcar, miel, frutos secos, yogurt y sustancias artificiales para estabilizarlo.

Nada como hacer el mejor helado fit casero artesanal del mundo

Lo mejor de hacer tus propios helados caseros es que los tienes en casa siempre que te apetezcan y no tienes que ir al supermercado a comprarlos. También está la satisfacción suprema de comerte un helado artesano hecho por ti. El cariño y amor que has puesto en ese pequeño trozo de hielo que sacia tu necesidad de frescor, puede saborearse en cada lametazo que le pegas a ese polo casero que has hecho.

Tipos de helados caseros

Puede que pienses que a la hora de hacer un helado casero solo hay una forma de hacerlo, o que sólo puede conseguirse en una heladería. Pues no. Por cada helado que puedes comprar, ya sea un polo o un cucurucho (o en tarrina), hay muchísimas maneras diferentes de hacerlos en casa. Aquí tienes los tipos de helados más codiciados durante el verano.

Helados con base de agua o polos

Hay muchos tipos de helados caseros. Los más simples y fáciles de hacer son los helados de agua o zumo, también llamados “polos”. Dependiendo del país el polo puede se llamado también por otros nombres, como paleta, paleta de hielo, paleta de agua, helado de agua o pico helado. Los polos caseros son muy fáciles de hacer. Lo único que necesitas es un molde y un líquido con el sabor que quieras.

Helados cremosos

Lo mejor de los helados de la heladería es que son unos helados cremosos que no es fácil replicar en casa. Pero ese problema se acabó. En la sección de recetas te enseñaremos a cómo conseguir esa cremosidad deseada con ingredientes que puedes encontrar por casa.

Helados de frutas

Lo más normal a la hora de cogerte un helado es ir a la heladería y pedirte un helado de frutas. La verdad es que hay infinidad de sabores disponibles fuera de las frutas, pero al fin y al cabo la naturaleza nos dice que los estos vegetales son más naturales.

La simplicidad de hacer un helado casero de frutas, ya sea cremoso o un polo, es extrema. Simplemente tienes que añadirle la fruta deseada cortada en cachitos diminutos a la receta del helado que estés haciendo, consiguiendo paletas de hielo de frutas. Así, a la vez que te refrescas comiéndote un helado, también comes algo un poco más sano que la cerveza del chiringuito.

Helad  de polo con frutas
Helado con frutas en su interior

Helado de Oreo

Los helados de Oreo son los más deseados entre los fanáticos de estas galletas. Dos galletas enormes con crema helada entre ellas es el sueño de muchos Oreófilos. ¿Y si te dijera que puedes hacerlo tu?

Si quieres intentar hacer el helado tu mismo, no te pierdas la receta de helado de Oreo casero. Descubrirás la mejor manera de un helado de tus galletas favoritas.

Hay muchos tipos de helados de Oreo. Pueden hacerse polos, helados cremosos o incluso sandwiches. Y aunque parezca mentira (me pongo colorada cuando me miras), con los mismos ingredientes puedes conseguir sabores muy diferentes dependiendo del tipo de helado que prepares.

Helados veganos

Estos helados son cada vez más y más comunes. Son helados que no llevan ni leche ni huevos y que consiguen la cremosidad por otros medios. A la hora de comer un helado vegano, es muy probable que no notes la diferencia en el sabor, pero puedes estar seguro de que no se ha utilizado ningún ingrediente que provenga de ningún animal. Además, el veganismo empieza a ser bastante común y nadie merece quedarse sin su helado.

Tipos de helados industriales

Hay muchos tipos diferentes de helados (polos, paletas, sandwiches, cucuruchos, tarrinas, etc.) y todos ellos son diferentes, de manera que todo el mundo tiene su favorito. Si no te gusta el cucurucho, pues comes una tarrina. Si no te gustan los cremosos, pues te comes un polo. La ventaja de tener tantos tipos de helados es que siempre tienes una refrescante alternativa.

Además, si prefieres un granizado, también puedes encontrar granizadoras baratas con las que puedes hacerte unos granizados caseros deliciosos.

Polos

Los polos son unos de los helados caseros más fáciles de hacer sin complicaciones. Lo único que se necesita es un molde para helados, un congelador (ver en Amazon) y la bebida que más te guste, ya sea un refresco o un zumo. La bebida seleccionada no puede ser alcohólica, ya que en ese caso no se congelaría correctamente y no conseguirías hacer tus helados de polo.

Tarrinas

La tarrina de helado es un helado más cremoso que el polo. Da una sensación de estar hecho con leche, pero por muy sorprendente que parezca, la mayoría de ellos no llevan nada de leche. Para conseguir que el helado sea tan cremoso se utilizan ingredientes que hacen que al helado le cueste mas congelarse, como por ejemplo alcohol, azúcar, o incluso huevos.

Estos helados son más complicados de hacerlos caseros. Lo más cómodo es utilizar una máquina para hacer helados (también conocidas como heladeras) o incluso un robot de cocina (ver en Amazon), como por ejemplo la Thermomix.

Para hacer un helado con thermomix, lo mas aconsejable es seguir las instrucciones de la receta de la página oficial de la herramienta.

La manera más fácil de hacer helados caseros cremosos es seguir las instrucciones de los robots de cocina que proporcionan esa función.